Saltar al contenido

Sargento monomanual o semiautomático

Sargento semiatuomatico o monomanual

Si al sujetar tus piezas buscas la comodidad y rápidez con un sargento que pueda manejarse con una sola mano, entonces necesitas un Sargento Monomanual. ¿Quieres conocer sus características, ventajas y sus modelos más destacables? Aquí te lo mostramos.

Catálogo con las mejores ofertas de sargento monomanual

Son muchas las variantes y marcas que trabajan el sargento monomanual. Te mostramos a continuación los modelos más destacados:

Para carpintería, bricolaje o marquetería: los sargentos monomanuales para cualquier trabajo con madera

Esta herramienta es una evolución del modelo del sargento de apriete diseñada y pensada para manejar con una sola mano, lo cual la convierte en una herramienta muy cómoda de manejar a la vez que rápida y versátil. Sus funcionalidades son diversas y similares a su modelo predecesor, si bien, y dado que son algo más caras, los semiautomáticos suelen ser manejados por personas que hacen un uso más intensivo, como carpinteros.

Estos aparatos disponen de una guía con cremallera donde el usuario, a través de un gatillo, puede ir moviendo la mandíbula móvil y desplazarla hasta que esta ejerza la presión suficiente. Una vez el trabajo ha terminado, con el mismo gatillo (u otro gatillo o botón, según el modelo) la herramienta libera la presión y vuelve a su posición original.

Gracias a esta facilidad el operario puede manejar con una mano esta herramienta monomanual, y con la otra maniobrar o ajustar tableros de gran tamaño o más pesados, e incluso, piezas curvas como tubos.

El precio de esta herramienta suele ser algo superior a su modelo anterior, si bien permite un gran ahorro de tiempo en determinados trabajos y proporciona un agarre con las mismas prestaciones. Por este motivo, no sólo está recomendado para profesionales sino también para personas menos expertas en el mundo del bricolaje, el encolado o la marquetería.

Usos y ventajas de un sargento semiautomático

Gracias a que sólo es necesario usar una mano para manejarla, permite al usuario muchas más formas de trabajar, haciendo que este sea también más ergonómico. Para ello, es importante cuidar varios aspectos:

  • La empuñadura debe ser cómoda y fácil de agarrar, pues de lo contario dificultaría su manejo.
  • Tanto el gatillo de apriete como el gatillo de liberación o botón de rápida liberación deben estar accesible con los dedos de la misma mano que empuña la herramienta.
  • Las dimensiones, tanto de largo como de alto pueden cobrar relevancia si vamos a trabajar en espacios pequeños, o queremos sujetar una pieza con otra grande e inamovible que delimita nuestra movilidad.
  • El mecanismo de cremallera debe estar montado sobre materiales resistentes y de calidad. Recomendamos acero con algún tipo de tratamiento superficial.
  • En esta herramienta las mordazas suelen ser de algún plástico reforzado o, en su defecto, del mismo material que la guía pero recubierto de alguna goma endurecida.
  • En su conjunto el peso es importante. Al ser manejado con una sola mano necesitamos que este sea menor, de tal manera que podamos sujetar y aflojar repetidamente sin cansarnos.

Con todo ello, esta herramienta es ideal para trabajar todo tipo de maderas, marquetería, así como todos los procesos de encolado y mecanizados que se realizan alrededor de muebles o piezas metálicas.

Debido a su fácil usabilidad tanto para profesionales como novatos, son muchas las marcas que trabajan estos modelos, por lo que

Si buscas una marca de sargentos semiautomáticos, aquí tienes las principales: