Saltar al contenido

Sargento Herramienta

Si haces bricolaje o realizas pequeñas obras y labores de mantenimiento en tu hogar es muy normal necesitar algún sistema de apriete que fije o sujete provisionalmente distintas piezas, bien sean marcos, puertas, encimeras, etc. Para ello, en SargentoHerramienta.com ponemos a tu disposición la mejor selección de los distintos tipos de sargentos herramientas, explicando detenidamente todo lo que debes saber para elegirlos y usarlos debidamente.

Catálogo de marcas con la mejor oferta y precio de sargentos herramienta

En SargentoHerramienta.com trabajamos con las mejores marcas y fabricantes. Entre otros destacan:

Tipos de sargentos herramienta, su funcionamiento y en qué fijarse al comprar uno

A la hora de elegir entre las distintas ofertas de herramienta sargento es importante que tengas claro para qué sirve y para qué lo vas a usar, así como sus características esenciales. Por ello te recomendamos que revises los 6 modelos que existen en el mercado:

A) Sargento clásico o común: en forma de C, G o U

Sargento clasico, sargento dexter, sargentos grandes, precio sargento herramienta

Un sargento clásico es el modelo más simple de los distintos tipos de sargentos que existen. Suele usarse para piezas relativamente estrechas y pequeñas, de poco peso dado que, debido al tamaño de la herramienta, esta no tiene una gran anchura de boca.

Se caracteriza porque uno de los extremos de la guía es la propia mandíbula fija, mientras que la mordaza móvil se desplaza a través del giro del husillo que corre por el otro extremo de la guía. Es decir, guía, mandíbula fija y husillo forman una misma pieza, mientras que sólo la otra mandíbula es la que se desplaza. Debido a esta manera de funcionar, este sargento presenta forma de U, de C o de G.

Sus mandíbulas suelen estar formadas por discos planos que, dependiendo de su diámetro, permitirán un mejor agarre al repartir la presión entre más superficie de las piezas. A su vez, e igual que para cualquier sargento, es importante que estas estén recubiertas de goma resistente que evite arañazos en las piezas.

Dado que es la pieza central o guía del sargento la que soporta toda la fuerza y presión que ejercen las mandíbulas es importante que estas sean de un material muy resistente, recomendando el acero forjado (fundido) y tornillo / husillo y manivela galvanizada.

Las mejores ofertas de sargentos en forma de U

Usos y ventajas de los sargentos clásicos o abrazaderas

Este tipo de sargento es ideal para tareas ligeras debido a su peso ligero y tamaño considerablemente pequeño (suelen caber en una mano). No obstante, existen modelos más grandes, si bien recomendamos usar otros tipos cuando se requiere un ancho de boca mayor.

Igualmente recomendamos que su uso quede limitado a trabajos domésticos, tanto para metal como madera, y para trabajos de marquetería, modelado, chapado ligero y maquetaciones, evitando un uso profesional o intensivo del mismo.

Desde un punto de vista de especificaciones, estas abrazaderas suelen presentar un tamaño que oscila entre los 75 y 150 mm y existen variaciones en el diámetro de la varilla de apriete (por lo general suele ser de 8 milímetros).

No obstante, debido a la facilidad de uso y versatilidad, disponemos de juegos de sargentos clásicos de distinto tamaño, de tal manera que puedan adaptarse a cualquier necesidad de las piezas a sujetar. Así mismo, y dado lo barato de su precio, te recomendamos que adquieras al menos un par de piezas de cada tamaño, multiplicando así por más de dos sus posibilidades de uso.

B) Sargento o tornillo de apriete rápido

Este tipo de sargento o tornillo es el más común siendo el modelo base a partir de cuya evolución surgen los demás. De hecho, cuando en sentido genérico se habla de sargento herramienta es a este modelo en particular al que solemos referirnos. Y es normal, pues los sargentos de apriete son los más usados gracias a su versatilidad, facilidad de manejo y posibilidades que ofrece.

Sargento de apriete, tornillo apriete rapido, sargento apriete rapido, sargento herramientas, sargento (herramienta), sargenta herramienta, herramienta sargenta

El sargento de tornillo / tornillo sargento sirve para juntar tableros de madera considerablemente anchos y que requieran de amplia superficie de apriete, para labores de marquetería y bricolaje en general así como para algunos encofrados de albañilería.

Te mostramos a continuación algunos de los mejores modelos y sus distintos tipos.

Las mejores ofertas de sargentos de apriete baratos y de calidad

Tanto si eres un aficionado al bricolaje y la marquetería o eres un un carpintero profesional que trabaja la madera a diario, si buscas un sargento de apriete rápido aquí tienes los mejores:

Tipos de sargentos de apriete o mordazas de apriete rápido

En esta modalidad de herramienta podemos distinguir dos tipos fundamentales:

Sargento de apriete con husillo, sargento herramienta precio, sargento de presion
  • Tornillo de apriete manual (el que se aprieta girando el mango con la mano)

Formado por varias piezas de tal manera que la mandíbula fija forma parte de la guía, y es la móvil la que al girar su mango (o émbolo) sobre su propio eje hace que esta se desplace longitudinalmente debido al husillo que lleva incorporado. De esta manera, con varios giros de muñeca puede conseguirse un desplazamiento rápido de la mordaza móvil y ejercer una presión más que suficiente sobre piezas de grosor medio o alto. Este sistema facilita notablemente la acción de sujetar y desapretar, siendo útil en trabajos que requieren de robustez.

  • Tornillo de apriete de leva (de apriete rápido, con palanca)
Kliklamp apretando

Es el apriete rápido propiamente dicho, donde a lo largo de la guía podemos desplazar con la mano la mandíbula móvil y, una vez en la posición deseada, fijarla con una palanca pudiendo liberar la presión de igual manera gracias a un simple click. Se trata por tanto de un sargento muy ergonómico y con capacidad de transmitir una fuerza superior a 1200 N (en contra de la crítica habitual que recibe de que no genera el agarre suficiente). Gracias a esta manera de operar es posible realizar trabajos que requieren de cierta velocidad.

Usos y ventajas de los sargentos o tornillos de apriete

A diferencia de los modelos automáticos, el sargento o tornillo de apriete requiere del uso de las dos manos para su manejo, una que sujete la parte fija o las piezas a unir y otra que gire el mango o empuje la parte móvil para ejercer la presión.

No obstante, se trata de una herramienta más económica que su versión automática (monomanual) e ideal para usos esporádicos o de cierta frecuencia.

Este menor coste no es sólo una cuestión de precio, sino que facilita que sus usuarios puedan adquirir un mayor número de unidades multiplicando notablemente las posibles combinaciones en su uso. Así, con un adecuado número de ellos es posible sujetar casi cualquier pieza.

A su vez, por su versatilidad y anchura de boca suele verse en multitud de facetas, si bien destacan:

  • Encolados de piezas de madera con anchura media que requieren de gran superficie de sujeción.
  • Encofrados no muy gruesos.
  • Ensamblaje de muebles y marquetería en general.
Sargento de apriete funcionando

Consideraciones al comprar este sargento o gato de apriete rápido

  • Sargentos de apriete grandes

Cuanto mayor sea el sargento, mayor será su ancho de boca y, por tanto, mayor posibilidad de que se produzca flexión en la guía al ejercer presión en las mandíbulas. Por ello, cuanto mayor sea el sargento, más resistentes y reforzados deben de estar los materiales que lo constituyen. En sargentos pequeños este problema de la flexión no se produce.

  • Sargentos de apriete para madera o metal

La principal diferencia según la naturaleza de las piezas a sujetar está en el material que cubre las mandíbulas. Cuando se trata de madera este debe estar protegido de materiales blandos (tipo caucho o goma). Por el contrario, cuando se va a tratar metal, estas suelen ser rugosas e, incluso, dentadas.

  • Sargentos de apriete de segunda mano

Los cuales desaconsejamos comprar dado que, probablemente, vengan con alguna holgura o hayan perdido su capacidad de sujeción. Además, debido al precio económico de esta herramienta, no merece la pena.

C) Sargento monomanual o semiautomático

Si al sujetar tus piezas buscas la comodidad y rápidez con un sargento que pueda manejarse con una sola mano, entonces necesitas un Sargento Monomanual.

Esta herramienta es una evolución del sargento de apriete diseñada y pensada para manejar con una sola mano, lo cual la convierte en una herramienta muy cómoda de manejar a la vez que rápida y versátil. Sus funcionalidades son diversas y similares a su modelo predecesor, si bien, y dado que son algo más caras, los semiautomáticos suelen ser manejados por personas que hacen un uso más intensivo.

Sargento semiatuomatico o monomanual

Estos aparatos disponen de una guía con cremallera donde el usuario, a través de un gatillo, puede ir moviendo la mandíbula móvil y desplazarla hasta que esta ejerza la presión suficiente. Una vez el trabajo ha terminado, con el mismo gatillo (u otro gatillo o botón, según el modelo) la herramienta libera la presión y vuelve a su posición original.

Gracias a esta herramienta monomanual el operario puede manejarla con una mano y con la otra maniobrar o ajustar tableros de gran tamaño o más pesados, e incluso, piezas curvas como tubos.

El precio de esta herramienta suele ser algo superior a su modelo anterior, si bien permite un gran ahorro de tiempo en determinados trabajos y proporciona un agarre con las mismas prestaciones. Por este motivo, no sólo está recomendado para profesionales sino también para personas menos expertas en el mundo del bricolaje, el encolado o la marquetería.

Te mostramos a continuación sus características, ventajas y los modelos más destacables.

Las mejores ofertas de sargento monomanual

Son muchas las variantes y marcas que trabajan el sargento monomanual. Te mostramos a continuación los modelos más relevantes:

Características y ventajas de un sargento semiautomático

Gracias a que sólo es necesario usar una mano para manejarla, permite al usuario muchas más formas de trabajar, haciendo que este sea también más ergonómico. Para ello, es importante cuidar varios aspectos:

  • La empuñadura debe ser cómoda y fácil de agarrar, pues de lo contario dificultaría su manejo.
  • Tanto el gatillo de apriete como el gatillo de liberación o botón de rápida liberación deben estar accesible con los dedos de la misma mano que empuña la herramienta.
  • Las dimensiones, tanto de largo como de alto pueden cobrar relevancia si vamos a trabajar en espacios pequeños, o queremos sujetar una pieza con otra grande e inamovible que delimita nuestra movilidad.
  • El mecanismo de cremallera debe estar montado sobre materiales resistentes y de calidad. Recomendamos acero con algún tipo de tratamiento superficial.
  • En esta herramienta las mordazas suelen ser de algún plástico reforzado o, en su defecto, del mismo material que la guía pero recubierto de alguna goma endurecida.
  • En su conjunto el peso es importante. Al ser manejado con una sola mano necesitamos que este sea menor, de tal manera que podamos sujetar y aflojar repetidamente sin cansarnos.

Con todo ello, esta herramienta es ideal para trabajar todo tipo de maderas, marquetería, así como todos los procesos de encolado y mecanizados que se realizan alrededor de muebles o piezas metálicas.

Debido a su cómoda usabilidad tanto para profesionales como novatos, son muchas las marcas que trabajan estos modelos.

D) Sargento de ingletes, esquina o de ángulo recto

Sargento para cantos

Dentro de los distintos sistemas de agarre los sargentos de ingletes tienen una función muy específica y exclusiva (no existe otra que la realice), y es la de sujetar piezas que, mientras las trabajamos, deben formar un ángulo recto entre sí (de noventa grados o en escuadra). Por ejemplo, un marco.

Las mejores ofertas de sargentos de esquina al mejor precio

Un sargento de esquina es siempre una buena compra. Podrás usarlo en multitud de ocasiones. Y sí puedes elegirlo al mejor precio, mucho mejor. Mira estos:

Tipos de sargentos de ángulo recto

Dentro de la modalidad del sargento de angulo recto existen distintas variantes:

  • De abrazaderas de esquina o mordazas independientes

Es aquella formada por una base fija que constituyen las dos mandíbulas fijas en 90 grados y otras dos móviles e independientes las cuales se desplazan mediante el giro de un husillo o rosca. Este sistema tiene dos grandes ventajas:

  1. Permite trabajar con piezas de distinto grosor ya que cada par de mandíbulas funciona en modo independiente, por lo que pueden adaptar su anchura a la pieza.
  2. Puede anclarse fácilmente a un banco de carpintero, dando mayor estabilidad al trabajo.
  • De resorte
Wolfcraft ES22

Donde la presión es ejercida por la fuerza de un muelle que aprieta una pieza en forma de ángulo recto (las mandíbulas móviles) las cuales ejercen presión contra las mandíbulas fijas ancladas a la base.

  • De tornillo o escuadra

Similar a las de resorte sólo que en este caso la presión se ejerce mediante el giro a través de un husillo de un mango roscado.

Usos y ventajas de los sargentos en inglete o angulares (ingletes de carpintería)

Las uniones en inglete de carpintería (ingletes de carpintería) y los cortes en 90 grados realizados manualmente (o idealmente con ingletadora) son muy comunes, pues es la manera normalizada de unir dos piezas. Por ello, y aunque pueda parecer una herramienta muy específica, es probablemente de las más usadas en tareas de carpintería y bricolaje, donde el uso de otros tipos de sargentos o pinzas no resulta adecuado.

Podemos encontrar esta herramienta en un amplio abanico de precios, desde los 8 euros a los 100€, siendo la calidad de los materiales que la constituyen lo que marca la diferencia. En este sentido, un aspecto que debes tener en cuenta es que las mordazas sean de goma reforzada, y en el caso de usar un modelo de resorte, que este sea de alta dureza y disponga de un gatillo liberador.

Con este modelo unir ángulos de madera o sujetar ángulos de aluminio será una tarea mucho más fácil.

Sargento para cantos

E) Sargentos para cantos

En muchas ocasiones surge la necesidad de fijar temporalmente dos piezas donde la fijación en al menos una de ellas se produce en su extremo (canto). En esos casos, el uso de un sargento clásico (con dos pinzas) no sería suficiente, requiriendo por tanto un sargento para cantos o aplacacantos que añada una tercera sujeción. Si te ves en esta situación tan común este modelo es el que necesitas, y aquí vamos a mostrarte sus características y los mejores modelos.

Las mejores ofertas en sargento para cantos o aplacacantos

En sargentoherramienta.com disponemos de los mejores sargentos para cantos. Aquí te dejamos una muestra, si bien también puedes consultarlos en nuestra sección de sargentos leroy merlin.

Con los sargentos de cantos ahora si podrás sujetar desde el borde

Este modelo es muy similar al sargento clásico, sólo que se le añade una nueva mordaza deslizante a través de un husillo de manera perpendicular. De este modo, la aplicación de molduras o cubrecantos puede hacerse con un agarre completo:

  • Una pieza (el canto) apretada con la mandíbula perpendicular (y la otra pieza)
  • La segunda pieza fijada por las dos mordazas del modelo clásico

Por tanto, la clave de este modelo está en la tercera mandíbula situada perpendicularmente a las otras dos, y esta suele presentarse de dos maneras:

  • En forma de tornillo de apriete, es decir, ídem a dicho modelo de herramienta sólo que la mandíbula fija se sustituye por dos perpendiculares.
  • En forma de sargento clásico, donde sólo se le añade la tercera mandíbula.
Sargento para cantos

Usos y ventajas de comprar un sargento para cantos

Esta herramienta viene a cubrir una situación muy particular y para la cual no existe equivalente en el mercado. Eso sí: podemos asegurarte que a nada que trabajes un poco de bricolaje en casa dicha situación se te dará, por lo que no tendrás alternativa. En concreto puedes necesitarla:

  • Para fijar pequeños marcos o bordes a un cajón o al perímetro de una mesa.
  • Cuando se quiere encolar un canto a un tablero curvo.
  • Para sujetar dos piezas por sus extremos en forma de T o en escuadra.

Se trata de una herramienta considerablemente económica y que en SargentoHerramienta.com puedes encontrar a buen precio. Por ello, y aunque no seas carpintero, te recomendamos que tengas siempre, al menos, un par de juegos en casa.

De hecho, esta herramienta en su modalidad de sargento clásico puede también funcionar como tal sin usar la tercera mandíbula, por lo que se trata de un 2×1.

Cubrecantos: el complemento ideal tras finalizar la sujeción

Una vez has concluido la sujeción es hora de que tus cantos queden protegidos y cuidados. Por ello, muy probablmente necesites usar cubrecantos. Te mostramos algunos modelos destacados:

Tornillo de Banco o Sargento de Banco

El tornillo de banco o sargento de banco se utiliza para tratar piezas de mayor tamaño de manera robusta gracias a que la parte fija está anclada a la mesa de trabajo.

Haz click y conócelo en detalle:

Si buscas comprar un sargento aquí lo tienes con envío gratis, el mejor precio del mercado y garantía: Amazon

Para esta como para cualquier herramienta que vayas a comprar te aconsejamos que mires estos tres parámetros, y en SargentoHerramienta.com cumplimos con ellos.

Gracias a nuestra afiliación con Amazon y su elevado volumen de ventas disponemos de sus bajos precios, los cuales ponemos a tu disposición aquí. A su vez, en la mayoría de modelos dispones de entrega rápida con envío gratis y siempre, como en cualquier producto Amazon, dispones de su garantía de la A a la Z.

Somos especialistas en este producto (si te fijas en la web sólo trabajamos esta herramienta). Conocemos cada detalle de la misma (sus usos y propiedades) y sólo recomendamos los mejores modelos de las mejores marcas que vienen avalados por los clientes y profesionales. Confía en un especialista, confía en SargentoHerramienta.com.

¿Qué es un sargento herramienta o gato de carpintero?

Podríamos decir que la definicion de sargento herramienta, los comúnmente llamados “sargentos” (palabra proveniente del francés serjant) o gatos de carpintero son herramientas manuales usadas para fijar dos piezas entre sí debido a la presión ejercida por dos mordazas o mandíbulas. Estas reciben la presión mediante un tornillo roscado el cual, según su disposición y manera de apriete genera los distintos tipos de sargentos: los sargentos de presión. En el argot profesional, además de herramienta gato o sargento también se le denomina en ocasiones como mordaza, destacando así su pieza fundamental.

Sargento de inglete sujetando cajón, comprar sargento, gato o sargento herramienta, sargento herramienta definicion, herramientas sargentos, sargento herramienta para que sirve

¿Para qué sirve el sargento o mordaza? Utilidades y usos

Dentro de la amplia tipología de Herramientas de Sujeción, el sargento mordaza o simplemente Sargento es una de ellas. Otras herramientas quizás más conocidas son los alicates, la tenaza ajustable, Stilson o la llave sueca, si bien ninguna de ellas combina tanta amplitud de boca con la movilidad de los sargentos, dado que pueden sujetar piezas de un amplio grosor sin la necesidad de ser fijadas a una mesa de trabajo.

Por ello, en el ámbito profesional es muy común verla en carpintería (para pegar piezas con cola) o en talleres cuando dos piezas metálicas van a ser mecanizadas, aunque también los sargentos para sujetar son muy usados en en cualquier labor de mantenimiento del hogar. Se trata de una herramienta económica y barata con un uso muy extendido.

Conjunto de sargentos herramienta, gato sargento

Las partes de un sargento herramienta, ya sea para carpintería o bricolaje en general

En el mercado existen distintos tipos de sargentos, desde aquellos que tienen sus dos mandíbulas móviles hasta aquellos con las dos mandíbulas que forman una misma pieza, pasando por la combinación más común de una fija y una móvil. Usando este último modelo, las piezas de estas herramientas sargento son:

  • Mordaza de sujeción fija: es la mandíbula que suele situarse junto a la pieza de mayor tamaño o menos movible. Durante el apriete no se mueve.
  • Mordaza móvil: es la que ejerce la presión sobre una de las piezas a fijar y esta contra la otra pieza, la cual está sujetada a su vez por la mordaza fija.
  • Guía: es el elemento a través del cual se desplaza la mordaza móvil, y que delimita el ancho de la boca de en el que caben las dos piezas a unir.
  • Sistema de apriete: es el mecanismo que se utiliza para ejercer la presión entre las dos mordazas (imprimiendo fuerza sobre la mordaza móvil). Generalmente suele ser a través de una barra o cilindro roscado (tornillo o husillo), si bien también los hay de palanca o resorte.

Fotos / dibujo:

Sargenta, que es sargento herramienta

Principales características

Así mismo, una vez tienes claro el tipo de herramienta que necesitas, es importante tener presente varias de sus características:

  • Ancho de la boca, o distancia entre las dos mordazas. Esto determina el grosor de las piezas que puedes trabajar.
  • Sistema de apriete, que tiene que ver con el tipo de sargento (monomanual, semiautomático, tamaño de la rosca, etc.). Elige uno que te resulte cómodo y sea versátil para las distintas tareas.
  • Material, dado que son piezas sometidas a grandes fuerzas te recomendamos que las elijas de hierro o acero, con algún tratamiento de refuerzo y anticorrosivo. Las mordazas deben estar siempre recubiertas por piezas suaves de goma para no dañar ni arañar las piezas (tablas o chapas) que sujetan.

Sargentos para madera, para metal… encuentra aquí tus sargentos para carpintería y para cualquier tarea

Como has podido comprobar leyendo los puntos anteriores en SargentoHerramienta.com no sólo entendemos de esta herramienta, sino que ponemos a tu disposición una amplia oferta de las mismas ordenadas según su tipología, usos y marcas. Por ello no desaproveches esta ocasión y elige el modelo que mejor te convenga.

Otras herramientas de sujeción y apriete

En muchas ocasiones lo habituales sargentos se combinan con otros elementos de apriete muy prácticos en situaciones concretas. Por lo general estas otras herramientas de sujeción y apriete suelen ser:

Pinzas de sujeción

Útiles cuando se trata de sujetar piezas de grosor pequeño (menos de 140 milímetros), muy frecuentes en labores de bricolaje en el hogar. Disponen de dos mordazas móviles que giran sobre un pequeño eje, ídem al mecanismo de un alicate. Una variante son las pinzas de trinquete o carraca, que una vez apretada la pieza fijan la posición y la sueltan si pulsamos un gatillo.

Bandas o tensores de cinta

Son cintas muy resistentes ideales para sujetar piezas de forma irregular o de gran tamaño. Se utilizan para sujetar elementos mientras se transportan o para sujetar el contorno de estanterías y muebles mientras se trabaja por toda su superficie.